Pechugas de pollo con migas de pan, salsa de tomate mozzarella de búfala y pesto

En una fuente para horno, poné cebollas chicas cortadas a la mitad, algunos ajos aplastados, tomates perita y cherry cortados al medio. Agregá un poco de salsa de tomate, una taza de agua y laurel. Tapá la fuente con aluminio. Cocinalo en horno medio precalentado hasta que los vegetales empiecen a ablandarse.
Destapá y seguí cocinando hasta que la cebolla y tomate se doren un poco.
Cortá las pechugas de pollo en dos y salpimentalas. Pasalas por migas de pan mezclado con hierbas (también pueden ser milanesas de pollo ya hechas)
Doralas de los dos lados en una sarten con aceite de oliva y manteca.
Apoyá las pechugas doradas sobre los vegetales asados, ponele una cucharada de pesto en el centro y una rodaja de burrata encima.
Volve a meterlo al horno hasta que el queso se funda.

Volver