prensado de brioche con mermelada y queso brie

Cortar rodajas gruesas de pan brioche o de algún pan de molde rico.

Untalas con bastante manteca.

Sobre una tapa agrgegá el queso brie y sobre la otra tapa una cucharada de mermelada. Cerrá el sandwich. Calentá un sartén de hierro o teflón.

Agregás manteca generosa y esperás que se derrita. Colocás el sandwich para que se dore, con un poco de tomillo (si tenés).

Podés apretarlo con un peso para prensarlo. Una vez que esté, lo dás vuelta y dorás la otra cara.

Otra opción, tostarlo en una tostadora eléctrica: pintá las caras externas del pan con manteca y esparcile tomillo fresco.

Podés usar cualquier mermelada: de higos, frutos rojos, de damascos, de ciruela, de duraznos, membrillo, etc.

Volver