Tartine de hojaldre con espinaca, bechamel y queso feta

Esta receta la podes hacer con una masa de hojaldre o una masa de tarta hojaldrada.

Tené a mano una bechamel rica y espesa. Mejor si está fría!

Dorá unas cebollas en cubitos.

Rompé un poco la espinaca lavada y seca, condimentala con aceite de oliva, sal y pimienta. Escurrile el líquido que largue.

Agregale unas cucharadas de bechamel y un poco de queso feta rallado grueso. El relleno tiene que quedar suelto, no empastado.

Poné la masa en una placa. Marcale un margen de 2 cm con un cuchillo sin llegar hasta el fondo. Espolvorealo con pan rallado o panko en el rectangulo que quedó en el centro. Poné el relleno de espinaca sobre el pan rallado.

Cocinalo en horno medio precalentado durante 30 minutos o hasta que la masa esté cocida. Sacá el tartine del horno y sumale un poco de queso feta roto y segúi horneandolo hasta que funda.

Dejalo enfriar unos minutos y cortalo para servir.

Volver